El vaquero del otro mundo

Según la tradición oral y la cultura popular de la mágica, sorprendente y calurosa región Caribe de Colombia, en las planicies, haciendas y hatos anegados por manadas de ganado cebú, romosinuano y criollo, las noches alegradas por la luna llena.

myl_vaquero

 

Cuando los jinetes, capataces y administradores vigilan sus rebaños y cuando los enamorados se embriagan con mares de pasiones, repentinamente son interrumpidos por los relinchos estrepitosos, el resoplo escandaloso, el galope veloz y el sonido inconfundible de las herraduras del corcel del "Vaquero del otro mundo" que anuncia para unos felicidades, fortunas, bienaventuranzas y para otros desventuras, llanto, sufrimiento, dolor y muerte, mientras canta vallenatos, silba y carcajea, como si participara de una parranda de velorio animada por un acordeón invisible.

Cuentan que cuando el "Vaquero del otro mundo" hace su escalofriante aparición, al ganado "no le cabe el corazón en el pecho", brama y se producen estampidas más peligrosas que las fugas en piara de búfalos. Narran que el "Vaquero del otro mundo" vuela escoltado por un torbellino fosforescente en el que danzan legiones de almas en pena, "almas alegres" atormentadas por Lucifer.

Dicen que donde pasa el "Vaquero del otro mundo" todo queda encantado, hechizado, que se escuchan gritos larguísimos clamando auxilio quejidos lastimeros de ultratumba, que se siente el rugido bravo del viento gélido, que los perros aúllan a la luna, que se ven fantasmas policromados y regimientos de esqueletos danzando en torno a la muerte ataviada con su túnica y capuchón distintivo, mientras eleva la guadaña para segar la vida a los espíritus inculpados.

También afirman que después de las visiones del "Vaquero del otro mundo" los predestinados cosechan buena suerte, amores, fortuna, salud y esparcimiento y que disfrutan de las paradisiacas planicies, recorriendo pueblos para beber, jugar, comer, conquistar y enamorar.
 

Otros relatan que después de las apariciones del "Vaquero del otro mundo" viene una "racha de mala suerte", desamores, traiciones y separaciones; que sobrevienen plagas, inundaciones, sequías, pérdida de cosechas, hecatombe de animales y muertes violentas de lugareños.

Autor: Asdrual Lopez Orozco

Es este un vaquero que aparece en la miitologia colombiana mostrando la conexión de los dos mundos, el de los vivos y el de los muertos, y como este, da una lección en las sombras para quienes a lo lejos lo invocan en medio de la nada, para poder mitigar el cansancio de las largas caminatas bajo la luna llena.

| Imprimir |

pagina web