El asno y su amo

Un asno, conducido a lo largo de un camino en la montaña, de repente resbaló y empezó a caer al borde de un precipicio profundo.

fb_asno_amo

Mientras él estaba en el acto de abandonarse al abismo, su dueño lo agarró por la cola, procurando regresarlo. 

Cuando el asno persistió en su esfuerzo de dejarse ir abajo, el hombre lo soltó y dijo:


--Triunfa, pero triunfa a tu propio costo.--

Autor: Esopo
 
Moraleja:
Al terco hay que dejarlo con su terquedad.

| Imprimir |

pagina web